Las nuevas adquisiciones de Seguridad Privada y servicios auxiliares en los aeropuertos nacionales no pueden suponer perdida de empleo

Las empresas adjudicatarias no pueden aprovechar la nueva contratación para no proceder a la subrogación de la totalidad de personal en forma normalizada