UGT apuesta por mantener en vigor el convenio de seguridad en 2021

En la reunión de la Mesa negociacidora del convenio de seguridad privada celebrada hoy en Madrid, el Sindicato ha planteado dos objetivos irrenunciables a tener en cuenta para poder dar salida a una negociación situada en plena crisis sanitaria y económica.

Es vital para los profesionales de la seguridad privada no perder poder adquisitivo para el 2021. La patronal no puede utilizar la crisis producida por la pandemia para bloquear la negociación, dejando con ello sin efecto la posibilidad de incrementos salariales para el próximo año.

Es imprescindible, en tiempos de crisis, mantener viva la negociación colectiva en el ámbito estatal porque los convenios de empresa en el sector han demostrado que solamente sirven para rebajar condiciones salariales a sus trabajadores y trabajadoras.

El sector, además, merece un plan de reconstrucción que permita mantener el empleo, además de adaptarse a las nuevas situaciones que la crisis económica precipitará en el tiempo. Este plan debe tener como objetivos prioritarios:

  • Abordar el ingreso a la profesión mediante formación reglada.
  • Resolver políticamente la jubilación anticipada, unido a la recuperación del contrato de relevo.
  • Abordar la situación de presente y futuro del “transporte de fondo” de este país desde un prisma global y no basado en perdida de derechos.
  • Avanzar en temas de igualdad real en el seno de las empresas con un seguimiento efectivo en el cumplimiento de los planes.

Todo lo anterior son elementos irrenunciables para UGT, también en tiempos de pandemia, también en tiempos de crisis. Una situación sin duda excepcional pero que no debe ser utilizada ni para la demagogia ni para que las empresas no apuesten claramente por mantener y mejorar las condiciones del sector.