BILUR 2000 deja en total desamparo laboral a 250 trabajadores en todo el país

Esta empresa, que hasta noviembre de 2019 formaba parte del grupo PROSETECNISA, dedicado a la seguridad privada marca su actividad en el denominado sector de servicios auxiliares, y en la actualidad ha dejado de abonar las nóminas de la totalidad de su plantilla.

250 trabajadores y trabajadoras de BILUR 2000 se encuentran actualmente en el peor de los abandonos laborales, cuyo único culpable vuelve a ser el modelo de empresas instauradas en el marco de la seguridad privada y también de las denominadas servicios auxiliares cuya actividad queda enmarcada en el artículo 6 de la propia Ley de Seguridad Privada y su andadura en el mencionado mercado laboral se caracteriza por su falta de respeto tanto a clientes como a sus propios trabajadores y trabajadoras que una vez más se ven afectados por este tipo de malas prácticas.

BILUR 2000 que desde noviembre de 2019 cuenta con Francisco Sánchez Diaz como administrador único y con Alfredo Ovejero como director general, no solamente ha dejado de abonar las nóminas sino también ha dejado de emitir las propias facturas a sus propios clientes.

Dentro del abanico de clientes de BILUR se encuentran entre otros MERLIN, CENTRO COMERCIAL GENTALIA, SD EIBAR, PUERTOS DE MALAGA, así como varias instalaciones en MADRID, EUSKADI y ASTURIAS, en la actualidad los responsables de la empresa siguen escondidos sin dar respuesta tanto a clientes como al propio Sindicato.

UGT denuncia una vez más este tipo de empresas instauradas en el sector, así como reclama la necesidad de una mayor regulación convencional y por parte de la administración para erradicar este tipo de prácticas que merman las condiciones del mercado laboral en nuestro país. En relación a BILUR desde el Sindicato se ha procedido a denunciar lo sucedido ante la Inspección de Trabajo, así como abrir vías de dialogo con los propios clientes para la búsqueda de soluciones que garanticen la continuidad de los servicios y por ende las propias de empleo.