UGT exige medidas de autoprotección suficientes y protección jurídica para vigilantes de seguridad

Ante el elevado número de agresiones sufridas por vigilantes de la Seguridad Privada, UGT está llevando a cabo una campaña con el lema “A mi quien me protege” y entregando a los delegados del Gobierno, en todas las Comunidades autónomas, reclamaciones encaminadas a una mayor protección personal y jurídica. Ayer, la concentración ha sido en Bilbao.

Con el lema “A mí quien me protege”, UGT ha congregado ayer a vigilantes de Seguridad Privada en una concentración en Bilbao (plaza Moyúa), para exigir que se incluya en el reglamento de seguridad privada medidas de autoprotección suficientes y de obligado cumplimiento, ante el elevado número de agresiones sufridas, unas leves y otras más graves, que “son las que salen en los medios de comunicación”, ha dicho Isidro Campo, responsable del sector de Seguridad de UGT en Euskadi.

La campaña se está llevando a cabo en todas las Comunidades Autónomas, durante el mes de diciembre, exigiendo al Gobierno que obligue a las empresas y a los usuarios a dotar de mayores elementos de autoprotección, así como de una mayor protección jurídica a los vigilantes de seguridad privada.

UGT insiste también en que el reglamento de Seguridad Privada debe avanzar hacia una mayor protección jurídica del personal de seguridad privada, que de forma evidente juega un papel fundamental y complementario a la seguridad pública en lugares reconocidos como estratégicos y de pública concurrencia.